CAMPEONATO DE EUROPA DE 24H DE TIMISOARA. EL ALMERIENSE RUBÉN DELGADO NOS CUENTA SU EXPERIENCIA.

Después de pasados  unos días de la participación de Rubén Delgado con la selección Española de Atletismo en el Campeonato de Europa de 24 h. Nos ha querido contar su experiencia. Aquí os la dejamos tal y como él nos lo ha contado.

YO TENÍA UN PLAN…

Buenas amigos, pues como suelo hacer, he dejado pasar un par de días desde el Europeo de 24h en Timisoara para contaros como me ha ido.

Esta vez, y haciendo bueno el dicho de “Unas veces se gana y otras se aprende”, me ha tocado aprender.

La prueba de 24h de Timisoara la tenía marcada en el calendario como una de las citas importantes del año, junto con las 100 millas de Leadville en Agosto y la Spartathlon en Septiembre. Llegaba a ella bien preparado, con los deberes hechos. Había acumulado kms de entrenos y kms en competición que me hacían ser optimista de cara a la prueba. Me encontraba fuerte y rápido como nunca.

En Diciembre del año pasado disputé en Barcelona ( Can Dragó ) mi primera carrera de 24h en la que pude lograr 240.4 kms. Tomando esa carrera como referencia ( y teniendo en cuenta que las condiciones climáticas iban a ser muy diferentes ) me marqué unos objetivos de tiempos para intentar la marca que creía que tenia en las piernas ( 250-260k ).

Llegué a Timisoara ( después de mas de 12h de viaje ) el jueves sobre las 21:00, en el aeropuerto de destino me encuentro con José Luis Posado ( autentica leyenda viviente del ultrafondo español ) y la organización nos recoge para llevarnos al hotel.

Después de algún que otro percance llegamos al apartamento, hablamos un rato, cenamos y a descansar. Duermo como un tronco, el viaje había sido un día largo y caí derrotado en la cama. El viernes nos levantamos a una hora prudente y nos dirigimos al circuito a dar una vuelta y conocerlo. Hacemos una vuelta andando y después hago yo solo 4 vueltas al circuito ( unos 5k ). La idea era hacerlo familiar y dejarlo memorizado como segmento en el STRAVA para tener el número de vueltas controlado.

Ruben delgado esp

Después de reconocer el circuito, ducha, empiezo a preparar mi equipaje para las 24h y al mediodía nos dirigimos al Hotel en el que se va a alojar el resto de la expedición. Llegan casi a la hora de comer, hacen el check-in en el Hotel y salimos a comer. Todos menos el seleccionador que debe irse a la reunión técnica.

Sin tiempo para el descanso, debemos ir a la Ceremonia de apertura en la que tengo el inmenso honor de ser el abanderado español ( gracias Eduardo y José Luis, será algo que podré contarle a mis nietos ).

ruben esp

Después de la Ceremonia, cena de la pasta en el Hotel de la organización, y rumbo a descansar.

Tengo la suerte de compartir apartamento con José Luis Posado y me enseña a no improvisar, así que aunque la carrera es a las 10:00, el despertador se pone a las 07:00. Desayunamos ( yo mi avena con batido de soja ), acabamos de preparar la maleta y a las 08:15 ya estamos rumbo al Parque Ion Creangă.

Llegamos de los primeros y organizamos nuestras cosas en la mesa que la organización nos había asignado ( impresionante el orden milimétrico de Posado ). Un poco después de las 9 van llegando el resto de compañeros ( Bárbara, Xabi, Javi, Ginés, Nicolás y el mister Eduardo ). Nos dan los dorsales y los chips, acabamos de organizar, nos da Eduardo los últimos consejos y para el arco de salida.

Salí con las ideas muy claras, a un Europeo hay que ir a darlo todo ( como me escribió ayer “Sir” Lee Graham, “Hiciste lo correcto. La única forma es apuntar hacia la cima. Si fracasas, no tomas un riesgo valiente. Ganar no es jugar seguro” ), y así salí, dispuesto a darlo todo y a morir peleando por los 250-260k y pelear por hacer top5.

El plan era muy sencillo, las tres primeras horas a 4:45, las tres siguientes a 5:00, las tres siguientes a 5:15… así hasta la hora 15 en la que había que empezar a morir a 6 min/km, debía mantener estos ritmos siempre y cuando durante esas horas pudiera mantener las ppm medias por debajo de 150 y siempre sin superar las 160.

grafica

El plan empezó a salir a la perfección, primeras vueltas y siempre en Top-10, ritmo constante de 4:45 y ppm rondando las 150. Las piernas van frescas, voy a mi ritmo y veo como voy ganando posiciones, 7, 6, 5, 3… 2 ¡!! Voy segundo del Europeo ¡!!!, solo detrás de Sodokin que salió a un ritmo inhumano de 4 min/km.

Disfruto de cada metro compitiendo de tú a tú con los grandes de Europa, gente de la que había leído maravillas y ahora estoy con ellos.

Paso la hora 3 con casi 38k ( clavada la previsión ), la hora 6 con casi 72 ( aquí ya empiezo a tener problemas con el estómago, pero que con paradas en “boxes” se solucionan ), la 9 por encima de los 104 ( en este tramo ya tengo que quitarme las mallas y quedarme solo con el pantalón corto de la selección porque las mallas me oprimían mucho el estómago ), y la 12 en más de 135 kms…

En la siguiente gráfica podéis ver el ritmo de paradas “técnicas” que tuve que hacer por los dolores estomacales…

tecnico

Intento tranquilizarme y convencerme que sigo en números de superar los 250k y que si me recupero puedo recuperar parte de los kms perdidos entre las horas 15 y 21 y luchar por los 260k y por las medallas del Europeo.

Pero nada, imposible, me tumbo en nuestra carpa, me doy masajes en el estómago, vomito… ando durante 2 vueltas intentando arrancar a correr de vez en cuando, pero las puntadas en el estómago son muy dolorosas…

Después de una hora casi parado miro el reloj, 13h y 140 kms en mi contador, pienso “me quedan 11horas, a 6min/km aún llego a 250k”… me inyecto mensajes de animo para intentar volver a arrancar, pero no puedo.

Me repito una y mil veces que mi punto fuerte son las últimas horas de carrera, las horas en las que el cansancio y sufrimiento aparecen es cuando siempre doy lo mejor de mi y donde remonto… pero no puedo.

Nunca había sentido tanto dolor en el estómago ni tanta rabia interna.

Las piernas las tengo perfectas, y prueba de ello es que cada vez que paraba por lo dolores y volvía a arrancar lo hacía a 5:15, pero aguantaba una o dos vueltas y volvía el dolor, cada vez mas continuo y mas persistente.

Hablo con Eduardo, y le digo que no puedo, que el dolor es intensísimo y no puedo continuar. Permanezco una hora mas en nuestra carpa tumbado para ver si me recuperaba, pero la cosa va a peor. Me entra frío y me voy a ducharme y descansar un rato, por el camino tengo que parar dos o tres veces por el dolor…

Me ducho y me acuesto, pero no puedo dormir, le doy mil vueltas a la cabeza para ver que ha podido pasar, en que puedo haberme equivocado. Miro el móvil cada 15minutos para ver como volaba Nicolas y vibro con su lucha por el pódium.

A la mañana siguiente vuelvo al parque para ver las ultimas vueltas de la carrera, ver el nuevo record de España de 24h de Nicolás de las Heras, animar a Posado y Javi Lozano en sus últimas vueltas ( menudo pundonor el de estos dos grandes campeones ).

Voy saludando a los corredores que terminan y para mi asombro muchos me preguntan como estoy, me habían visto correr y después me vieron sufrir por el estómago, me felicitan por mis primeros kms y me desena suerte para el Mundial de Austria de 2019.

Después de acabada lo prueba nos vamos a la ceremonia de entrega de medallas y de ahí parto hacia el aeropuerto junto con Posado y dos representantes españoles de la IAU ( Paco Rico y Paco Montanés ). Hablo con ellos de lo humano y lo divino de las pruebas de 24h, y sigo dándole vueltas a la carrera ( que bella es la injusticia del deporte, en el que nunca 1 + 1 son 2 ).

Llego a casa después de las 23:00, caigo rendido en la cama y me levanto el lunes ( hoy ) totalmente fresco.

Desgraciadamente no me duele nada, puedo andar, saltar, agacharme… y ese no era el plan. El plan era no poder moverme hoy, tener dolores en cada rincón, tener malestar interno, necesitar ayuda para subir y bajar escaleras, sentarme en el trabajo y no poder ni bajar a desayunar…

Pero a veces es necesario caerse para volver a levantarse con mas fuerza, del Europeo me llevo el orgullo de haber representado a España, la “satisfacción” de haber llegado mas fuerte que nunca, y la amistad de un grupo que con la incorporación de Iván Peñalba para el próximo Mundial estoy seguro que dará muchas alegrías al ultrafondo español. He aprendido de la minuciosidad de Posado y Nicolas, del coraje de Javi Lozano, de la inteligencia de Xabi Alonso, el desparpajo de Bárbara, la humildad y compañerismo de Gines, y la capacidad de trabajo del mister Eduardo.

También me llevo las 12h en las que estuve en el Top-5 del europeo y el saber que si se sigue trabajando hay grupo para pelearles de tú a tú a selecciones potentísimas de las 24h ( Francia, Polonia, Inglaterra, Alemania…. ), selecciones que nos doblaban en representación y en la que cada corredor tenía prácticamente un auxiliar a su disposición.

En resumen, que tenía un PLAN, pero esta vez no salió… aún así, “me encanta tener un plan… aunque no salga bien”.

anibal

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: